lunes, 13 de octubre de 2008

Los rotuladores de Erika


"...Crees que yo te mentiría , Amir agha?
De pronto decidí jugar un poco con él.
- No lo sé. ¿Lo harías?
-Antes comería tierra - respondió con una mirada de indignación.
-¿De verdad? ¿lo harías?
Me miró perplejo.
-¿Hacer qué?
-comer tierra si te lo pidiese- dije ."
( Cometas en el cielo .Khaled Hosseini)

Si no habéis leído este libro, os invito y animo a que lo hagáis. Es una historia conmovedora, pero sobre todo es una historia de amistad , de lealtad y de como la casualidad se puede convertir en algo que toca nuestro destino.
Pero volviendo a la amistad , esa palabra, ese afecto personal puro y desinteresado que no podemos vivir sin él. ¿ Quién no tiene un amigo? ¿quién no recuerda un amigo de su infancia?
Quizás una de las cosas que más recuerda uno de su infancia son los amigos .Yo tenía uno al que le preguntaba:- ¿somos amigos? y él me contestaba -sí-. ¿hasta cuando? decía yo-, hasta los higos. Amigos hasta los higos. ¿sabéis cuando salen y se comen los higos? Pues eso, hasta ahí duraba nuestra amistad todos los veranos.
Ahora mis "pequeños duendes" también están en edad de "echarse amigos" y me dicen : -sita-Aroa no es mi amiga, o -Samuel es mi amigo, pero ................¡ay que peligro! cuando la amistad tiene que ser leal, incondicional y a partir un piñón,comienza el problema . Empiezan los chantajes,las peleas, los enfados.....- Si me dejas la muñeca te dejo que seas mi amiga- . Empieza la compra-venta. -Soy tu amigo si.....- empieza el chantaje.
Pero lo mejor de todo es esa incondicional e inocente generosidad de los amigos.
Un día de estos atrás, Erika había llevado unos rotuladores de colores preciosos- mira sita que rotuladores, son de muchos colores. Se los dejaré a mis amigos.
Pasadas las horas de trabajo, juego descanso y de nuevo en el aula , ¿quién iba a acordarse de los rotuladores? Observo que unos niños están "ligeramente tatuados" en manos y piernas, y a medida que voy observando a cada uno de mis duendes veo que algunos están totalmente "maquillados". ¡¡¡¡¡Ayyy!!!!! Al borde de un ataque pregunto:
-¿pero que hacéis todos pintados? ¿ a qué se debe?
-es que Erika tiene unos rotus chulísimos y nos pintó a todos.
Recordé entonces los famosos rotuladores y lo que me había dicho por la mañana.
-¡Y a mí me van a matar vuestras madres¡
- No te preocupes-sita -dice Erika- son lavables.

Comprendí entonces que Erika tenía muchos amigos, no sólo de su aula, sino del aula de al lado también. Y me hizo reflexionar sobre las veces que observo el chantaje , y el precio de tener un amigo . Sin embargo esta niña había gastado sus rotuladores con todos los que quisieron estar "tatuados" y no le importó. Un día y otro mis"pequeños duendes " me dan lecciones, y compartir es una de las que al cabo del día repetimos en nuestras aulas como un valor a vivir y a transmitir.
Aunque los papás y mamás hayan tenido que frotar , yo he descubierto un valor humano muy grande en Erika: la generosidad. Gracias Erika.



2 comentarios:

rosamary dijo...

Me encantó Erika y lo mucho que podemos aprender de los pequeños.El otro dia oi una noticia tambien muy alentadora,en una tribu no se si Masay,no existe en su lenguaje la palabra "GRACIAS"
no la necesitan porque todo lohacen unos por otros como cosa natural.
Un fuerte abrazo de amiga.
Rosamary.

Diana dijo...

Los niños tiene la capacidad más pura de la amistad, la que no tiene límites, sin rencores, con enojos que pasan luego de un momento ... la amistad de quererse hasta el cielo. Debemos aprender mucho de ellos... son mágicos.

besitos